Idenfíticate / Registro Inicio

Leyendas

Leyenda de la Virgen de la Carrasca
 

Como la aparición de la Virgen sobre las ramas de una carrasca a un joven pastor que apacentaba su ganado, informado Jaime I del suceso ordenó levantar allí mismo una ermita. Se cuenta también que el edificio original estaba orientado hacia Pozuel pero de tanta devoción como tenían por la Virgen de la Carrasca en Blancas la imagen se volvía milagrosamente hacia esta localidad, haciendo inútiles cuantos cambios se hacían para que mirara a Pozuel, por eso en la nueva planta se cambió el trazado dirigido a Blancas. Son numerosos los sucesos milagrosos que se le atribuyen en naufragios, incendios, accidentes, enfermedades y ante todo tipo de calamidades, de los que quedan todavía numerosos exvotos, cuadros, etc. Durante la guerra de la Independencia la imagen permaneció oculta en el tronco de una encina.

 
 
El cid
También se estima que el Cid cuando iba camino de Valencia pernoctó en el castillo de Blancas, como quiera que lo siguieran algunos jóvenes de Blancas, la partida de La Asomadilla toma el nombre por ser el lugar donde diariamente acudía el padre de uno de ellos para ver si regresaba.
No faltan relatos a cerca de los calabozos del antiguo castillo y hoy iglesia, donde encerraban a malhechores y estafadores.
 
Tesoros
Durante años se especuló con la existencia de un tesoro escondido en la cueva de Los Losares, lugar misterioso y secreto, hasta que en el primer tercio del s. XX un puñado de jóvenes valerosos se adentraron en su interior sin encontrar ni rastro del mismo. Se cuenta asimismo que un labrador aficionado al juego que compró una peseta de lotería, como resultase agraciado y en represalia por haber comprado tan poca cantidad arrojó al interior de esta cueva su mulo.
 
Otras historias
Era creencia general que el día de San Antón no debían trabajar los animales, pues sucedería alguna desgracia con ellos, ni siquiera salir de caza por igual motivo. Y a este santo se invocaban los ganaderos en los momentos de apuro de sus bestias.
Algunos recuerdan que en noviembre de 1930 tras caer una fuerte nevada un avión hizo un aterrizaje de emergencia en los llanos próximos a la famosa carrasca, un segundo aeroplano acudió en su ayuda y como consecuencia del barro ninguno de los dos pudo levantar el vuelo hasta quince días después, y eso con la ayuda de los vecinos.
 
También tuvo su miga la colocación del reloj en la torre en el mediodía del 27 de junio de 1907, por la terrible pedregada que cayó en todo el término que arruinó las cosechas así como la maquinaria del reloj. Por eso dicho año todavía es recordado por "el del pedrisco".
Tan buen andarín era el labrador Conrado que cuando salía al campo con sus mulas las tenía que esperar a la entrada de sus fincas un buen rato mientras llegaban detrás.

 
Bibliografía

  • Faci, Roque Alberto (1979): Aragón, reyno de Christo y dote de María Santíssima. Zaragoza, Diputación General de Aragón; Tomo II, páginas 338-340.
  • Varios (1955): Blancas. Zaragoza, Imp. Práxedes Alonso. Libro editado en recuerdo del desplazamiento de la Virgen de la Carrasca a Zaragoza en el 50 aniversario de la Coronación de la Virgen del Pilar.
Imágenes: 
Vídeos: 
See video
BLANCAS 2012 · Página oficial de la Comisión de Fiestas



Copyright © Comisión de Fiestas de Blancas 2012
Todos los derechos reservados · Aviso Legal